Acondicionamiento acústico para estudios

acondicionamiento acústico

En este artículo nos centraremos en los pasos que debemos seguir para desarrollar el acondicionamiento acústico básico de nuestro home studio.

En primer lugar, para tener algo de fundamento en el desarrollo del acondicionamiento, definiremos el sota, caballo y rey de los problemas habituales que surgen en todos los estudios. Estos fenómenos acústicos se producen de forma más notable, o cuanto menos cobran mayor importancia, en los espacios más pequeños (<25m2), que coinciden con el tamaño habitual de un home estudio.

Tres son los problemas clásicos que vamos a tener en cualquier estudio sin tratamiento acústico:

 

Sota: Las Reflexiones primarias.

En el estudio vacío, las ondas sonoras emitidas por los monitores rebotarán por todas las superficies (paredes, suelo, techo) de la sala; cuando estas ondas rebotan sobre las superficies más próximas, llegan a nuestros oídos con elevada intensidad y un pequeño desfase respecto a la onda directa de los monitores, creando una sensación de eco. En alta frecuencia (agudos) ese desfase creará un efecto combfilter o filtro de peine distorsionado la respuesta en frecuencia. Estas anomalías son producidas por las denominadas reflexiones primarias.

 

Caballo: Eco flotante.

Lo más habitual es que las salas de un home studio tengan forma de paralelepípedo (cuadradas, rectangulares), es decir forman superficies paralelas entre sí. Esta geometría conlleva dos problemas a nivel acústico: en primer lugar, aparece el eco flotante (flutter eco), ya que la onda sonora rebota repetidamente entre las superficies paralelas, sin perder apenas intensidad, creando un característico (y desagradable) eco de cola metálica. Es sencillo de detectar, entre las dos superficies das una palmada y rápidamente el tono del golpe se vuelve metálico.

Por otro lado, las formas regulares de las salas favorecen la concentración de los modos resonantes, el Rey de los problemas acústicos.

 

Rey: Modos resonantes.

Son las frecuencias de resonancia características de cada sala, consecuencia de la interferencia de las ondas sonoras (de ida y de vuelta) cuando éstas rebotan en los extremos de la sala.

Cada sala, en función de sus dimensiones, su geometría y sus proporciones, tendrá una serie de frecuencias propias, en las que la interferencia de las ondas creará un valle (si las ondas se encuentran en contrafase, se anulan entre sí) o un pico (si las ondas se encuentran en fase, se suman), alterando drásticamente la respuesta frecuencial de la sala.

Este fenómeno tiene sus efectos en el rango de la baja frecuencia (graves), es fácil de percibir: en función de la posición de audición dentro de la sala, los graves aumentan o desaparecen en frecuencias concretas.

 

reflexiones primarias eco flotante modos resonantes

 

Junto a los tres fenómenos anteriores y de una forma más global, en un estudio sin acondicionamiento acústico tendremos un exceso de reverberación que favorecerá que los sonidos de frecuencia más baja (graves) enmascaren a los sonidos de media / alta frecuencia, perdiendo matices y generando además, un ambiente excesivamente vivo y con falta de claridad.

 

Bien, una vez conocidos los problemas fundamentales, entramos a definir los pasos que vamos a seguir para determinar el tratamiento adecuado a nuestro estudio; para ello nos apoyaremos en la selección de un kit de acondicionamiento acústico apropiado, con el que trataremos las consecuencias de éstos fenómenos básicos.

 

Primer paso

En primer lugar, debemos determinar cuál va a ser el uso mayoritario que tendrá nuestro estudio, para saber si será necesario un acondicionamiento acústico focalizado en un único punto de escucha, como sería el caso de un home studio para producción, mezcla, etc., o si por el contrario usaremos la sala para grabación / ensayo, en cuyo caso, el tratamiento acústico no estará focalizado en un único punto, sino que será de carácter generalizado en toda la sala. Este aspecto es importante, ya que cambiará de forma notable la cantidad de material necesario y su distribución en la sala.

 

Segundo paso

En base al uso principal del estudio y el tamaño que tiene (en m2), usaremos la tabla de Selección de kits, para seleccionar un kit acústico compensado:

tabla selección kitshttps://skumacoustics.com/blog/wp-content/uploads/tabla_seleccion_kits-263x300.png 263w" sizes="(max-width: 554px) 100vw, 554px" />

 

El uso de la tabla es sencillo, en la dos primeras columnas encontraremos los diferentes tamaños de sala; preseleccionaremos la línea que más se aproxime a nuestro tamaño (en m2). Sobre la línea seleccionada, nos desplazaremos horizontalmente hasta encontrar la casilla sombreada en el color que determina la tipología de uso del estudio; para un home studio es el verde, para una sala de grabación el azul, etc.

Una vez hemos encontrado el color, la casilla que corona esa columna, define el modelo de Kit acústico ajustado. Normalmente para una misma fila  nos encontraremos dos o tres casillas con el mismo color, teniendo la posibilidad de escoger dos o tres tamaños de kit diferente, de más pequeño a más grande.

¿Entonces, con cuál nos quedamos?

Dependerá del presupuesto, de la cantidad de mobiliario del estudio, etc. Como norma, sigue estas pautas:

  • si tienes dos kits acústicos posibles:
    • sala muy vacía = kit más grande
    • sala muy llena = kit más pequeño
  • si tienes tres posibilidades:
    • de forma general = el kit medio
    • sala muy vacía = kit más grande
    • sala muy llena = kit más pequeño

 

Hagámoslo más fácil de seguir con un par de ejemplos que sirvan como guía:

SALA A. Estudio de 3,0m de largo x 2,6m de ancho (7,8m2) que se utilizará para mezcla/producción, además del equipo habitual, pondremos un sofá para los momentos de inspiración/frustración, una estantería para guardar nuestra biblioteca musical, cableado, gadgets, y un armario para los trastos que sin saber por qué siempre están ahí.

SALA B. Será una sala de 3,5m x 3m (10,5m2) que se usará para grabar diferentes instrumentos, afortunadamente no tendrá más que lo necesario para las grabaciones y un par de sillas.

 

Volvamos a la Tabla de Selección de kit acústico:

  • Sala A. Es un home studio -> buscaremos el sombreado verde; tiene 7,8m2 -> nos quedaremos en la fila de 7,5m2 (la más parecida) –> podremos escoger desde un kit Junior hasta un kit Stor. En este caso, por defecto iríamos a por el kit medio (Fläkt), pero como la sala estará muy cargada con el armario, biblioteca, etc., escogeremos el kit acústico Junior.
  • Sala B. Es una sala de grabación de 10,5m2 -> nos movemos por la línea de 9,9m2 buscando la casilla azul –> en este caso la recomendación nos dice el kit más grande, Jätte Pack.

 

Tercer paso

Bien, llegados aquí, ya hemos seleccionado un kit de acondicionamiento acústico básico para nuestro estudio, pero ahora ¡cómo distribuimos el material!?

Volvamos a la distinción que hicimos en el paso 1: un único punto de audición o un tratamiento general del estudio.

 

Para el caso del acondicionamiento acústico general es más sencillo, consistirá en repartir las unidades de trampas de graves de forma equilibrada en todas las esquinas de la sala, y los absorbentes acústicos de forma homogénea en las paredes y techo. Veamos algunas pautas:

  • Reserva 1/3 de los paneles para el techo y 2/3 para las paredes. Ten en cuenta que una de las paredes seguramente tendrá una puerta o una ventana ( le pondremos una cortina gruesa) por lo que en una de las paredes no instalaremos mucho material.
  • Los paneles de techo debemos repartirlos estilo ‘tablero de ajedrez’, para llegar a toda la superficie.
  • En las paredes paralelas, desfasa los paneles (que no queden uno frente al otro), así trabajaremos mejor para evitar el eco flotante.
  • En las trampas de graves, si es posible, mantén un pequeño espacio libre (10-20cm) respecto al techo y entre ellas cuando formes columnas de 2/3 unidades.

En nuestra sala de ejemplo, SALA B (grabación), seleccionamos un Kit Jätte Pack que contiene 36 paneles absorbentes y 12 trampas de graves. Instalaremos una columna de 3 trampas de grave en cada esquina de la sala; En los paneles, reservaremos 12 unidades para el techo y utilizaremos 24 absorbentes a repartir en las tres paredes más vacías.

 

Veamos ahora el caso del home studio SALA A, en él debemos concentrar el acondicionamiento acústico para obtener un punto de audición neutro que reduzca las alteraciones producidas por los fenómenos acústicos que comentamos al principio; los kits acústicos están pensados para establecer un diseño basado en dividir el estudio en dos zonas: Zona frontal, donde estarán situados los monitores y el punto de audición, será zona altamente absorbente (concentrará el material acústico), y la Zona posterior del estudio que será viva, sin apenas tratamiento.

Las pautas generales de distribución:

  • Empezaremos cubriendo las esquinas de la zona absorbente (frontal) con columnas de 2 o 3 trampas de graves, como en el caso anterior, dejaremos un hueco respecto al techo y entre ellas (10-20cm). Si tu kit contiene más unidades, el resto las trasladaremos a las esquinas de la zona posterior (zona viva).
  • Reservaremos 1/3 de los absorbentes para la pared frontal (que estará detrás de los monitores) y los 2/3 restantes los dividiremos, por orden de importancia: paredes laterales – techo – pared posterior.

La idea de este tipo de acondicionamiento acústico es instalar los paneles absorbentes en las zonas donde se producen las reflexiones primarias, ‘limpiando’ la escucha para obtener sólo la onda directa de los monitores, por ello, el material se concentrará en el entorno de la posición de escucha.

 

correcion reflexiones correccion eco flotante

 

Cuarto paso

A estas alturas, ya conocemos el objetivo del acondicionamiento (puntual o general del estudio), también hemos seleccionado el kit adecuado, teniendo en cuenta el tamaño de nuestro estudio, y hemos comentado en líneas generales como deberemos distribuir el material acústico, pero ¿y qué ocurre con los detalles? ¿a que altura instalo el material? ¿dónde pongo la mesa? ¿qué hago con la ventana? ¡cómo monto el material!

 

Centrándonos en el home studio (SALA A), tendremos que empezar por encontrar un punto en el que situar la mesa, a partir de ahí el resto de la instalación girará alrededor de esa decisión.

¿Qué debemos buscar para situar la mesa?

Nos fijaremos en la distribución del estudio, dónde está situada la ventana y la puerta, escogeremos una pared frontal (contra la que se colocará la mesa) buscando que las paredes laterales sean simétricas. Lo normal es que la ventana nos quede en la zona frontal o en la pared posterior, para que ambas paredes estén limpias y lo más importante, iguales. Lo perfecto sería que tanto puerta como ventana se situasen en la zona viva (posterior) del  estudio, para que no nos molesten demasiado, pero como no siempre será posible, es preferible que la ventana se quede en el frontal  a que nos quede en uno de los laterales.

 

Una vez hemos fijados la que será la pared frontal, colocaremos la mesa en el centro de esa pared, para que exista la misma distancia hacia la pared izquierda, que hacia la pared derecha, y no alteremos la imagen estéreo; también dejaremos una separación de aprox. 20cm de la mesa respecto a la pared frontal.

 

imagen stereo posicion monitores

 

Instalada la mesa, nos pondremos con los monitores y nuestra posición de escucha: esto es sencillo, los monitores y el punto de escucha deben dibujar un triángulo equilátero (con todos los lados iguales). Esto significa que aprox. los monitores estarán separados entre ellos sobre 1m – 1,5m aprox. ya que distancias mayores implicarán que nos tengamos que sentar muy separados de la mesa, lo cual no es cómodo para trabajar!

 

La colocación de los monitores, de forma clásica apuntan hacia los oídos, pero se obtiene mejor imagen sonora si los focalizamos un poco más atrás (unos 50cm); en la práctica diaria no tendremos la cabeza quieta en un punto, así damos un poco de margen.

 

Vamos a por los absorbentes laterales, ¿dónde los fijamos? Ahora que tenemos la mesa, los monitores y el punto de escucha situados, podremos buscar la zona donde se producirán las reflexiones primarias usando una técnica que ya habréis escuchado alguna vez: la técnica del espejo: Acomódate en la posición habitual de trabajo, un ayudante debe situar un espejo sobre la pared, a la altura de tus oídos, y debe desplazar horizontalmente el espejo sobre la pared hasta que tú puedas ver reflejado en el espejo el monitor. En esa zona se producirán las reflexiones primarias y es ahí donde deberás fijar los paneles absorbentes. Como habrás observado, siempre situaremos el material la altura de los oídos.

 

Paneles en el techo y pared posterior, habitualmente trataremos de repartir algunas unidades en cada uno de ellas, pero hay excepciones, por ejemplo:

  • si el techo es muy alto y la pared posterior no está muy lejos, es preferible colocar todo en el techo y dejar libre la zona posterior.
  • al contrario, teniendo un techo normal y una pared posterior muy alejada, será mejor dejar libre el techo y concentrar los paneles en la zona posterior evitando que genere un eco. Siempre podremos colocar una alfombra bajo el punto escucha para romper el eco flotante con el techo.
  • puede darse el caso (en los estudios más pequeños) que la pared posterior esté cerca, en cambio, los laterales sean más lejanos, en cuyo caso, los paneles de la parte trasera los repartiremos entre ambos laterales.

 

junior pack flakt pack stor pack

 

Quinto paso

Determinados los detalles de distribución y montaje, nos pondremos manos a la obra para empezar a fijar el material acústico, ¿con qué? Lo más habitual (y recomendable) es utilizar el adhesivo Skac Adhesive, ya que no es agresivo y se desmonta limpiamente cuando queramos mudarnos, además, como es de base acuosa, podremos retirar los restos que queden ayudándose de un trapo humedecido.

Otra opción con mayor libertad para montar y desmontar el material, son los sistemas de fijaciones temporales Fästa (fijación magnética) o los pads Ögla (de tipo velcro).

 

C’est fini !  😯 

 

Si has llegado hasta aquí sin desistir por el camino, ¡felicidades por tu perseverancia! hemos tratado de simplificar, pero ¡menudo texto nos ha salido!

Esta es una pincelada con los principios más básicos para que puedas entender lo fundamental y te ayude a tomar tus propias decisiones en cuanto al acondicionamiento acústico de tu estudio; siempre nos tienes a tu disposición para que hablemos de los detalles, te resolvamos las dudas o te hagamos una propuesta adecuada a tu caso particular.

 

Si aún con todo ello te sientes con fuerza para más, ponte cómodo, en el siguiente video compartimos la presentación que hicimos colaborando con Cutoff comentando lo anterior, ¡¡ATENCIÓN son casi 2 horas!!cuando hablamos sobre lo que nos apasiona, pasan estas cosas 😎

 

2 Comentarios

Puedes postear comentarios en este artículo.


  • En primer lugar gracias por el articulo es muy didactico y se me resolvieron dudas y miedos ,ya que estoy iniciandome aun, tan solo una duda ,comentais que los paneles laterales colocarlos con la tecnica del eapejo y tambien que mo coincidan en frente uno de otro como seria eso posible o seria el resto de paneles,tambien creo aconsejais simetria de acondicionamiento entre paredes para que el sonido reaccione igual, podriais aclararme ,Gracias

    Alvaro 3 años atrás Responder


    • Buenas tardes Álvaro,

      Sí, en el caso de las reflexiones laterales, es necesario disponer de simetría (para evitar desfases entre canales stereo).
      En caso de tener que romper un eco flotante, es más efectivo si desplazamos los paneles en las paredes paralelas, de esta forma, maximizamos el trabajo de absorción en cada rebote.

      Si lo deseas, puedes enviarnos un correo con tus dudas y caso personal para que nuestros técnicos puedan estudiarlo a: customer (@) skumacoustics.com
      En el siguiente enlace encontrarás un formulario que puede ayudarte a proporcionar la información más detallada: http://goo.gl/bbvOfH
      Un Saludo,

      skumacoustics 3 años atrás Responder


Enviar un comentario